Jesús bendice a los niños

En cierta ocasión, mientras Jesús estaba enseñando, algunas mujeres le trajeron a sus bebés y niños pequeños. Ellas querían que Jesús acariciara y bendijera a los niños.

Los discípulos vieron a los niños que se acercaban y creyeron que eso no estaba bien. Entonces comenzaron a decir a los pequeños que se fueran de allí, y pidieron a sus madres que se los llevaran.

Pero Jesús llamó a los niños. “Dejen que ellos vengan a mí”, dijo. “¡No los alejen!”. Los niños rodearon a Jesús; él les sonreía, les acariciaba las cabezas y los bendecía. “El reino de los cielos pertenece a los que son como estos niños. Si no aceptan el reino de Dios como un niño, no podrán entrar en él.

Cfr. Lucas 18, 15-17

En: Melisa Wright. Mi Biblia. Historia del amor de Dios. Bogotá, Paulinas, 2008.

Los comentarios están cerrados

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s